El Big Data al servicio de las marcas

MktBlog

 

GB2

Cuando escuchamos Big Data lo relacionamos más con tecnologías de información, ya sea para lograr procesos de negocio más eficientes; facilitar el manejo de grandes cantidades de datos con tiempos de espera cada vez menores, o el uso de información tanto interna como externa para la toma de decisiones.

¿Pero qué ocurre al momento que las empresas tienen que llegar a sus clientes y generar ventas para garantizar la continuidad del negocio?

Hace unas semanas tuve el gusto de platicar con Gabriela Huerta, Head of Marketing de Digilant México. Ella define el Big Data como una “Colección de colecciones” de datos que proporciona en este caso el consumidor a través de sistemas de información, desde su comportamiento en redes sociales hasta los hábitos de compra.

De esta forma se pueden aplicar a una estrategia de marketing para llegar a quienes llevan el flujo de dinero a las empresas. “No es, nada más tener una fuente, sino encontrar la manera de conectar redes sociales, web analytics, insights en search, etcétera. La idea es encontrar una forma de codificar toda la información de los usuarios”, comentó.

Para este fin, las empresas deben identificar el perfil demográfico y el interés de sus clientes, incluyendo sus horarios de conexión a internet, preferencias de consumo. “También deben tener un sistema de monitoreo para observar el comportamiento de sus usuarios. La idea es homogeneizar los datos para entender mejor al consumidor. Hay herramientas que permiten esto”.

Cada herramienta depende del tipo de datos que se busquen analizar, su procedencia y potencial; ninguno de los puntos importantes en una estrategia de mercadotecnia escapa del análisis del comportamiento del usuario, y la información que proporcionan en redes sociales permite identificar patrones de consumo horarios de mayor afluencia para el diseño de campañas e incluso preferencias en atributos del producto.

Word Cloud "Big Data"

 

Por ello, se debe conocer al cliente a través de una interacción. ”Primero hay que escuchar al consumidor para que puedas hacer una estrategia verdaderamente enfocada a sus necesidades. Si ves lo que le inquieta al consumidor entonces debes diseñar mensajes para él. Ya no se trata de que la marca hable de sí misma, sino de acompañar al consumidor o responder ante esa conversación”.

La forma en que se interactúa con el consumidor ha cambiado, pasando de una comunicación unidireccional como con los medios de comunicación tradicionales, para dar pie a una forma más interactiva. “Ya no es como antes, cuando el consumidor recibía información. Ahora tiene el poder de responderle a las marcas, de hacerle caso o ignorarlos, y la mayoría del tiempo los ignora”.

Entre las industrias que más rápido se han adaptado a esta tecnología, está la automotriz que utiliza la información tanto para la manufactura de nuevos modelos como para su comunicación; la industria del retail, que se vale de los datos para diseñar la distribución de los productos en tienda a través de planogramas y la determinación de precio.

Sin embargo no es tan sencillo, ya que el consumidor está expuesto a tantos mensajes que la cantidad de impactos ha tenido un impacto negativo en su atención. “Está muy dispersa y fragmentada la atención de las personas. Cada vez la lealtad es más difícil hacia las marcas. La gente está buscando quien le da más valor”.

La industria de alimentos y bebidas lo ha logrado no sólo en publicidad y promoción, sino en el proceso de diseño y producción. Gabriela Huerta detalló que “El Big Data influye en cómo vamos a diseñar un producto alimenticio, porque hoy para la gente, entre menos procesados estén los alimentos, más saludables serán; entonces tienes que hablarles de acuerdo a eso”.

Podemos contar con la infraestructura para la compilación y almacenamiento de datos, pero es el análisis de la información la herramienta que construye un modelo de investigación de mercado más amplio. Agencias como Digilant, cuentan con un área de Big Data. “No hay freno ni reversa para este asunto de la tecnología. Tenemos que adaptarnos para entender al consumidor en tiempo real, reaccionar ante el mercado y entender qué está haciendo tu competidor para tener una reacción o una respuesta significativa y llamar su atención”.

La sofisticación de las 4 P’s del plan de marketing: Plaza, Producto, Precio y Promoción, se puede alcanzar con el manejo eficiente de la información que la gente ya está proporcionando voluntariamente, que mediante el uso de las herramientas correctas, podemos conocer más sobre qué es lo que prefiere, cómo y cuándo, así como detectar tendencias para alcanzar la tan ansiada ventaja competitiva.

RP, publicista, dibujante, aprendiz de escritor, bloguero ocasional, devorador de libros y fan de la música. Siempre en busca de historias que contar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password