Fitness: desde los runners hasta los gimnasios

MKToons

MKTOONS-FITNESS

Las ciudades ya no son las mismas que hace diez años: la cultura del ejercicio no estaba tan arraigada, las calles no eran tan amigables con los peatones y la membresía de un gimnasio era una inversión importante, sin tomar en cuenta el compromiso de acudir con regularidad para desquitar lo pagado.

Hace algunas semanas estaba leyendo un artículo de Ilse Santa Rita (síganla, muy recomendable) en Expansión, mismo que es imposible de encontrar en web porque fue para la revista. En ese texto comentaba sobre el boom de gimnasios en México y el surgimiento de nuevas cadenas, modelos de negocios para todo tipo, pasando del modelo completo como Sport City a unos más económicos como Smart Fit.

De hecho, México se encuentra entre los 5 países con mayor número de gimnasios en el mundo, de acuerdo con el reporte “Global Fitness Overview 2014” y esto se debe a la creciente demanda: gente que buena parte del día es sedentaria o se mueve en automóviles busca no solamente un espacio para ejercitarse, sino también para combatir el estrés y hasta socializar. Según el sol de México, a datos de 2015, la cantidad de gimnasios había aumentado 40 por ciento.

Incluso algunos que no están respaldados por algunas empresas como Bonga Gym o Fun and Fit han abierto varias sucursales, los gobiernos de entidades como la Ciudad de México o Monterrey ya tienen áreas para que la gente se ejercite al aire libre sin costo. Además de que se ha fomentado la realización de caminatas y carreras los fines de semana, aprovechando al demográfico, que ha crecido con los llamados Millennials que entran a sus treintas inscribiéndose a cuanto maratón puedan.

Tan solo en 2015 se celebraron 200 carreras en el DF (perdón: la CDMX), y en los últimos dos años la cantidad de maratones y carreras han aumentado un 40 por ciento, mientras que entidades como Guadalajara y Puebla ya tienen sus propias carreras. Además, la participación de mexicanos en carreras internacionales como el maratón de Boston, Nueva York o París va al alza.

Esta situación ha sido aprovechada por las marcas que se quieren identificar con un estilo de vida saludable: la Carrera Bonafont, las que hace Disney con Marvel, Star Wars y las princesas, la de Grupo BAL, Lala, Bimbo, Batman y Adidas. Vaya, ya cuando hasta McDonald’s tiene su propia carrera sabes que esto está dominado por el marketing.

A esto hay que agregar una mayor preocupación sobre la alimentación: desde el surgimiento de mercados orientados a productos orgánicos, restaurantes vegetarianos o veganos, el revisar la presencia de gluten, colorantes y saborizantes e incluso el debate sobre los alimentos transgénicos.

Las marcas no han sido ajenas a eso: las principales cadenas de retail cuentan con su submarca de tiendas delicatessen o premium: con productos que cuentan con altos estándares de calidad, ingredientes naturales o presentaciones con pocos agregados químicos. Superama, City Market o Fres-co son algunos ejemplos, sin tomar en cuenta el mercado gourmet,

Fitness, una industria que ya sea que incluya a los fans de gimnasios, runners o ciclistas (estos últimos que han generado toda una nueva cultura vial y escribiré de ellos en otro MKToons), están cambiando la forma en que procurar un estilo de vida sano es visto. Ahora no es una extravagancia, sino una forma de preocuparnos por nuestro cuerpo para lograr una mayor calidad de vida.

RP, publicista, dibujante, aprendiz de escritor, bloguero ocasional, devorador de libros y fan de la música. Siempre en busca de historias que contar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password