4 lecciones de liderazgo de Game of Thrones

Cultura Pop MktBlog

A nadie le resulta ajeno que la serie más famosa y para muchos la mejor es Game of Thrones, de HBO. las seis temporadas que se han transmitido combinan personajes bien diseñados con tramas complejas, intriga política y peleas épicas.

Es justo en el componente político, sobre todo a través de las frases que definen la ideología de los personajes principales, que salen lecciones sobre el honor, liderazgo, buen actuar y profesionalismo que se puede aplicar a negocios. Mira Zaslove publicó en Quore What are the best leadership lessons to learn from Game of Thrones?, nota que fue retomada por Pictoline. Estas son 4 lecciones aplicadas al liderazgo y los negocios que nos deja la serie:

1. El hombre que dicta la sentencia debe blandir la espada.

El primer capítulo de la serie incluye esta frase en la que Ned Stark pone claro sus principios, su estilo de liderazgo y a su vez pone la vara más alta para los personajes que pelearán por el Trono de Hierro. En la vida cotidiana habla de que un buen líder debe hacerse responsable de sus decisiones y afrontar las consecuencias, comunicar las cosas de frente y no ocultarse detrás de otras personas para que hagan el trabajo rudo.

El mejor ejemplo está cuando se toman decisiones difíciles como recortes o despidos y la mayoría de los jefes deciden que sean otros quienes den las malas noticias. Ned dice “aquel que se oculta detrás de un ejecutor olvida rápidamente de qué se trata la muerte” y así, un jefe que olvida lo difícil que es tomar la decisión y hacérsela saber al equipo dejará de sentir empatía con ellos.

 

2. Un Lannister siempre paga sus deudas.

Tyrion Lannister repitió varias veces esta frase de la familia, misma que se ha convertido en su eslogan no oficial. En los negocios, trata de que un líder no se debe quedar solamente en las palabras y las promesas, sino cumplir con hechos. Un líder que dice que hará algo y lo hace se convierte en alguien fiel a su palabra y se gana el respeto de su equipo.

 

3. Cualquier hombre que debe decir “Soy el rey” no es el verdadero rey.

Tywin Lannister comenta esto a su nieto Joffrey en el episodio 10 de la tercera temporada, después de la infame boda roja. Me recuerda a la frase de Margaret Thatcher “Ser poderoso es como ser una dama: si tienes que decir que lo eres, no lo eres”. Así, un jefe que tiene que sacar “la charola” para hacerse respetar, solamente evidencia la ausencia de respeto.

El poder y la influencia vienen de la percepción que tiene la gente de dónde reside el poder, no de decir “soy el jefe”. Los mejores líderes son seguidos sin otra motivación que la voluntad colectiva.

 

4. El caos no es una fosa; es una escalera.

Muchos ansían tener un “trabajo fácil” que limite sus obligaciones a dirigir y esperar el mejor resultado. Esta frase de Littlefinger menciona que en tiempos de paz cualquiera puede fingir ser un buen líder; sin embargo, es en las etapas de caos en las que los verdaderos líderes emergen, prueban su valía y muestran sus habilidades ante los retos que se presentan.

got-liderazgo

 

RP, publicista, dibujante, aprendiz de escritor, bloguero ocasional, devorador de libros y fan de la música. Siempre en busca de historias que contar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password